La Rana Roja

Las 5 claves para preparar el camino hacia el éxito

Aunque cada profesión exige conocimientos y aptitudes particulares, existen ciertas competencias blandas imprescindibles para alcanzar el éxito en cualquier ámbito. Una actitud positiva, flexible y resolutiva son algunas de estas habilidades requeridas por las empresas.

Estas competencias blandas o esenciales se desarrollan con el tiempo y la experiencia, si bien una manera de fomentar estas aptitudes es a través del deporte. En mi caso este deporte ha sido la gimnasia rítmica, una disciplina que combina ballet, gimnasia y danza acompañados de una música y, en la mayoría de ocasiones, también de un aparato (cuerda, aro, pelota, mazas o cinta). Como en la gimnasia rítmica, en los negocios se necesitan diferentes habilidades o aptitudes para desarrollarse con éxito.

¿Qué aprender del deporte aplicable al negocio?

La gran mayoría de deportes se pueden practicar de manera individual o en conjuntos, como en el mundo empresarial, donde hay que saber trabajar de manera independiente, pero también saber jugar en equipo.

En el caso de la gimnasia rítmica, la/el gimnasta debe ejecutar un ejercicio al ritmo de la música mientras realiza movimientos con el cuerpo sin olvidar el manejo del aparato y la expresión facial y corporal. Para cada ejercicio, los jueces evalúan la parte técnica y artística y otorgan una puntuación final. De manera similar, en las organizaciones se deben considerar todos los factores, tanto los aspectos técnicos como la parte humana.

En los negocios, como en cualquier disciplina deportiva, no basta solo con el esfuerzo y el talento para lograr los objetivos: también se requiere de aptitud.

En ambos ámbitos el premio no está basado solo en cuanto esfuerzo realizas, sino en los resultados que eres capaz de conseguir con ese esfuerzo. En la gran mayoría de ocasiones se necesitan años para lograr el objetivo propuesto y, sin embargo, solo se requiere de un segundo para perder dicho objetivo. Es por ello tan importante una buena preparación, mucha inteligencia en la toma de decisiones, saber diferenciarse del resto y saber “enamorar” al de enfrente (ya sean jueces, clientes o empleados para conducir sus energías).

De mis muchas horas entrenando en un pabellón y compitiendo sobre un tapiz, y de sus consecuentes éxitos y fracasos, se pueden extraer diversos aprendizajes y asociar muchos valores del deporte a la vida, tanto estudiantil como laboral. Y es que no sólo se requiere de un cuerpo sano con capacidad para lograr los desafíos deportivos, sino que además se requiere de salud y un equilibrio espiritual. Como decían los romanos: “Mens sana in corpore sano” (Mente sana en un cuerpo sano). En su época este dicho hacía alusión a que primero es necesario tener una mente sana para que el cuerpo funcione porque, en un solo segundo, el miedo, un mal pensamiento o la duda puede hacerte perder el objetivo.

¿Qué se requiere entonces para preparar el terreno para el éxito?

A continuación, propongo las claves para preparar el camino hacia el éxito:

Planificación 2

1. PLANIFICACIÓN: para conseguir resultados y objetivos en cualquier ámbito es imprescindible una buena planificación y preparación. Un aspecto importante es visualizar el objetivo y planificarlo porque lo que no se visualiza y planifica no se consigue.

«Planificar es traer el futuro al presente para que puedas hacer algo al respecto ahora» Alan Lakein

Esfuerzo 3

2. ESFUERZO Y DISCIPLINA: cualquier deporte requiere de habilidades que se consiguen con esfuerzo y disciplina constantes entrenando a diario. En los negocios, la disciplina y el compromiso con el trabajo son factores determinantes para lograr objetivos, una vez estos se hayan visualizado y planeado.

Ganar 3

3. MENTALIDAD DE GANADOR: una competición de cualquier deporte podría ser el símil del “Elevator Pitch” que la empresa tiene que desarrollar para despertar el interés del cliente y convencerle de que su proyecto o producto es el mejor. Para ello, será necesaria una mentalidad de querer salir a ganar, un enfoque claro hacia los objetivos y mucha motivación. La mentalidad correcta es buscar siempre ser el número 1 y no ir a por menos.

Adaptabilidad 4

4. SUPERACIÓN Y ADAPTABILIDAD: de la misma manera que un deportista debe tener estas habilidades, las empresas deben adaptarse en múltiples ocasiones a situaciones de cambio y ser capaces de transformar sus prácticas. No solo deben saber innovar, sino también saber hacia dónde hacerlo y gestionar un proceso de manejo del cambio apropiado.

Equipo 3

5. COLABORACIÓN Y TRABAJO EN EQUIPO: tanto en una competición grupal como en la organización de una empresa debe existir una buena sincronización entre todo el equipo para que los esfuerzos avancen hacia un mismo objetivo. El reto es conseguir que todas las partes funcionen de manera conjunta, alineada y enfocada sin desviarse de la meta final.

«Llegar juntos es el principio. Mantenerse juntos, es el progreso. Trabajar juntos es el éxito» Henry Ford

Si te esfuerzas y procuras no desviarte de tus objetivos, lograrás las metas que te propongas.

En los negocios, en el deporte y en la vida estas claves para preparar el camino hacia el éxito, te serán muy útiles. Consejo de la Rana Roja.

Share This
¿Quieres leer el artículo?

¡Consigue tu DESCUENTO para el libro de Finanzas para la Gestión de Activos!

Días
Horas
Minutos
Segundos