Las 3t (talento, tecnología y transformación)

Autor: Dr. Luis (Luigi) Amendola, Ph.D

Los directores ejecutivos se preocupan mucho más por el talento hoy que hace unos años. Podría deberse a que el mercado es mucho más ajustado. Por lo tanto, la oferta de talento es más una limitación para sus planes que, por ejemplo, el capital de inversión o la competencia del mercado.
También podría deberse a que se han dado cuenta de que, con un poco más de atención a cómo adquieren, retienen, desarrollan y aprovechan el talento, podrían lograr resultados desproporcionadamente positivos. Las nuevas capacidades que necesita tu organización.

Las 3t (talento, tecnología y transformación)

Comprender que el talento, la tecnología y la transformación son necesarias, comienza con comprender qué capacidades necesitan las empresas. Si bien estos variarán según el mercado y la geografía, las empresas exitosas comparten algunos rasgos comunes: están enfocadas en el cliente, operan rápidamente, son receptivas y ágiles, y pueden crear información propia. Y dado el rápido ritmo del cambio, las empresas necesitarán cada vez más poder interactuar con ecosistemas más amplios que abarquen una variedad de negocios y tecnologías, así como posicionarse para aprovechar las 3t (talento, tecnología y transformación).

Figura 1. Modelo de las 3T (transformación, tecnología y talento).

Eso requiere la aplicación de las 3t, para poder procesar cantidades masivas de datos, entregar continuamente nuevos entornos de infraestructura en minutos, ser lo suficientemente flexibles para integrarse con plataformas y tecnologías externas y brindar experiencias de cliente excepcionales. Esta forma de trabajar depende mucho más de las habilidades y fortalezas colectivas de un equipo ágil y multidisciplinario que de las hazañas o talentos de cualquier individuo. En resumen, esta realidad significa que las personas no solo necesitan tener fuertes habilidades técnicas, sino también poder funcionar bien en equipos. Una dinámica de equipo deficiente puede aplastar incluso a las personas más talentosas.

Cuando se habla de personas (Talento), las tres preguntas que hay que responder son habilidades, disponibilidad y actitud. Una empresa necesitará personas con las habilidades adecuadas que puedan ayudarlo a hacer el cambio (Change Management ). Ya sea un diseñador, un desarrollador de productos, un financiero, un ingeniero de operaciones o un analista de datos, la necesidad dependerá de la tecnología que se implemente. También se puede necesitar un líder capaz para liderar el equipo y unirlo todo. La siguiente pregunta es si esta habilidad puede obtenerse desde adentro a través de la capacitación o externamente a través de la contratación.

¿Este talento tiene que ser permanente o bajo demanda?

Por último, es necesario contratar personas que serán portadoras de la antorcha de esta transformación. Deben ser flexibles, ágiles y resistentes. Las habilidades se pueden desarrollar o entrenar, pero no la actitud. Se necesitan años, en todo caso, para desarrollar comportamientos.

Desde mi experiencia los procesos habilitan a las personas y sirven como guía para las operaciones. Incluso antes de transportar o construir procesos, se debe desarrollar una orientación para seguirlos. Las formas fortuitas de trabajar pueden restar valor a la tecnología. Por el lado de las personas, crear espacio para los talentos, permitir el trabajo remoto o instituir equipos más pequeños pero ágiles son ejemplos de procesos complementarios a una transformación. No existe un enfoque único, pero es necesario pensar en lo que necesita la empresa y cómo se puede lograr. Los procesos comerciales sufrirán un cambio significativo y los procesos de las personas deben acompañar este cambio para obtener todos los beneficios de la transformación.

Entonces, ¿cuáles son los ingredientes clave de una estrategia las 3t (talento, tecnología y transformación), para emprender una transformación? Esto se puede resumir en 3 pilares: talento, tecnología y transformación.

TALENTO: La fuerza principal detrás de cualquier estrategia empresarial que funciona es la gente con talento. Vivimos en una edad más móvil que nunca y si las personas se desplazan con mucha frecuencia, quienes poseen más talento lo suelen hacer aún más. Por eso, la habilidad de las comunidades y de las ciudades para atraer y retener a la gente de valía se ha convertido en el asunto central de la era creativa.

TECNOLOGÍA: Tecnología e innovación son elementos esenciales para una comunidad o una organización que pretendan crecer económicamente. Para resultar exitosas, ambas deben contar con caminos que hagan posible que las investigaciones, las ideas y la innovación se conviertan en productos sostenibles y comercializables.

TRANSFORMACIÓN: Liderar el tránsito hacia esta nueva era en la que la pasión, la libertad, la autorrealización son necesidades muy importantes para las personas, que no están siendo satisfechas por las organizaciones.

Las organizaciones están destinando recursos significativos en tiempo, esfuerzo y dinero para transformarse. Algunas están consiguiendo resultados evidentes, otras se están quedando atrás. ¿A qué se debe? Podríamos decir que esa inversión tecnológica es relativamente fácil de conseguir, sin embargo, nos encontramos con que tener el talento y la transformación adecuada es a menudo el factor limitante.

Libro recomendado

Webinar recomendado

Share This